LA PRINCESA DEL SON

por : María Mónica Acuña Berrio.

El Son se originó en la isla de Cuba a finales del siglo XIX, producto del encuentro de las sonoridades africanas y españolas: Cuerda y percusión. En sus inicios, era exclusivo de la clase trabajadora, una constante en los barrios populares. Con la llegada de la radio, en los años 20, el género empezó a saltar los estereotipos, y en los 30 inició su camino de ascenso por alcanzar la vital popularidad que aún conserva en la memoria cultural cubana. 
 

 "Yo soy el son cubano / Todos me bailan contentos / Se divierten como hermanos / Soy nacido monte adentro
Si lo baila con cadencia / Enseguida notará / Que como mi son mi hermano/ En el mundo no hay igual "

                                   Fragmento de "Yo soy el son cubano"- Interpretado por la Sonora Matancera. 

El género se inmortalizó por leyendas musicales de oro como Benny Moré, Bola de Nieve, Ignacio Piñeiro, Celia Cruz, la Sonora matancera, la Buenavista Social Club y un sinnúmero de héroes anónimos que levantaron su voz para cantar al orgullo latino desde la música. Hoy en 2020, una mujer nacida en un pueblo con nombre de santo, San Nicolás de Barí, asume como suyo ese compromiso. Acompáñanos a conocer a Leslie Catarya, a quien  todos llaman: la princesa del son. 

Leslie Cartaya

 " Y sin  la Habana o Varadero/ pero con mi libertad/ y hago y digo lo que quiero / respetando la verdad/ Improvisando, ay pá que nunca se nos muera el son / yo voy cantando al ritmo de mi corazón". 

Fragmento de "Hija del son"

Interpretado por Leslie Cartaya. 

Escucha: "Hija del son"

La princesa del Son

Tiene un timbre de voz inconfundible y una arrasadora personalidad, de esas que anticipan a los grandes artistas, al punto que hasta su caminar es musical. Ríe más de lo que habla y canta más de lo que ríe. Sus profundos ojos negros, estética colorida y pronunciadas curvas se acentúan con la sencillez y generosidad de su  carisma, sin duda  ella, aún conserva la  estampa integral de la mujer caribeña. 

 

Leslie Cartaya es una cantautora, músico y productora cubana que hoy es uno de los nacientes referentes del Son contemporáneo, quien  por 
cosas del destino migró a los Estados Unidos para alzar aún más su canto, como sí tuviera plena consciencia que una creadora como ella en el mar de talentos que se respira en su natal La Habana, quizás habría corrido el riesgo de ahogarse en el anonimato. 
 
Ella interpreta trova, son, jazz, funk afrocubano, salsa, merengue, bachatas, boleros y hasta rock con una destreza y naturalidad que asombra, su camaleónico don le ha hecho acreedora de múltiples reconocimientos, entre los que destacan dos nominaciones a los Grammys y tres en los Emmy, ello sin contar las múltiples participaciones en festivales de música en Europa, Estados Unidos y América Latina.  
 

Ilustrando a Leslie por Maria Acuña Berrio

Su talento es como un huracán, tiene una voz única y una fuerza escénica tan potente que es capaz de conquistar a los más exigentes escuchas, prueba de ello fue su participación en el Show de Don francisco, un programa de entretenimiento que se emitia en Univisión, allí  trabajó por 4 años hasta 2018 en donde era jefe del coro femenino del  programa en vivo, allí logró aún más visibilidad pública, al punto que el periódico Miami Herald en 2016 la definió como una artista revelación: “Cartaya por su desbordado talento ha sido bautizada como la princesa del son”. 
 
 

 

Es la voz líder en la agrupación Palo!, con quienes lleva 16 años de vida musical y comparte un alto vínculo familiar y emocional, al punto que incluso su esposo pertenece al grupo. 

“Palo! ha sido fundamental en mi formación como cantante y compositora, gracias a ellos comprendí lo importante de desdoblarme también en un proyecto personal que hoy es una de mis mayores razones de vida, de ambos proyectos aprendo cada día”.

Esta intérprete cubana tiene 40 años, 20 de ellos viviendo en Miami, mientras dialogamos le pregunto si extraña la Habana, ella con la voz entrecortada y sin oportunidad de ocultarlo responde:

“Todos los días, extraño hasta su olor. A mí me encanta caminar, soy muy inquieta y claro, mi Habana tiene su energía, su espíritu, su personalidad, me hace falta completa, cada calle,cada esquina”.

Me atrevo a indagar un poco más. Leslie ¿Volverías a la Habana a vivir?

-  ¡Claro que sí!,  responde, sin dudar un instante.

 

Ahora es una risa la que le adorna el rostro y no es para menos,  en la capital de las isla se forjaron los primeros pasos de esta compositora, allí vive parte de su familia y porque no, de sus memorias.​

Me dice que hay una canción que es como su himno, que le resulta vital siempre, se llama "La Habana buena" y la compuso para su país. La letra dice así: 

 " Habana vieja, nostalgia que se convirtió en vitral/ Adoquín de paso torpe, aire elegante de mar / Huella de español cansado, bahía vientre alargado / Que un barco va atravesando besando su claridad ".Fragmento de "La Habana Buena" Interpretado por Leslie Cartaya,Grupo Palo!.

¡Haz Click!,

para escuchar a 

Leslie cantar.

LA HABANA BUENA -PALOEscucha: "La Habana buena" en la voz de Leslie

Aprovecho para preguntarle por esos inicios: ¿Es cierto que Leslie Cartaya nació en territorio campesino?

“ Lo es, nací en un bello pueblo de la provincia Mayabeque, en La Habana, le llaman San Nicolás de Barí y a pesar de ser un lugar muy humilde, lo recuerdo con especial cariño”, responde con su sonrisa musical.

El nido

Bañada por una red fluvial de ríos, la isla  tiene un encanto que también se hace notar en la sencilla afinidad de sus tropicales habitantes. Este meta-archipiélago cultural ha sido por décadas uno de los territorios más fértiles para destacados talentos de estatura mundial. Leslie, en contraste, nació en un sitio sin referentes  públicos, en un pequeño nido de 496 kilómetros y 20 mil habitantes que logró arrullarle los sueños de arte en su niñez y juventud.

 “El pueblo era muy tranquilo y musical, todo lleno de niños y familias felices, pero el recuerdo más fuerte que tengo de allí es el de mis abuelos, ellos eran pura magia e inspiración para mí”.

Cuando Leslie nació hace 4 décadas, sus abuelos le recibieron en una gran fiesta, como si con ello se abrieran la promesa de que en algún momento la pequeña sería una gran cantante, y es que no es para menos, su historia estaba más que profetizada, ya que el árbol genealógico de Leslie entre tanto artista se asemejaba más a una filarmónica que a un mapa familiar. El arte le fue cultivado desde su niñez. Sus grandes influencias musicales  fueron su abuelo que era cantante, su abuela intérprete de piano y  sus tíos que eran instrumentistas de los vientos y las percusiones.

“Verlos sí que era un privilegio, era como vivir de concierto todas las tardes”.

Catarya es muy prudente para hablar de su familia, ello se acentúa sobre todo cuando le pregunto sobre su etapa  de niñez, a decir verdad, Leslie solo la menciona por cuestión de minutos, como si necesitara censurar algo y recordar esa fracción de su vida con especial afecto y sin mayor fisura, como un portarretrato inamovible en la pared de su memoria.

“Mi madre y mi abuela, siempre fueron mi brújula de camino”, son las palabras que ella utiliza para  hablar de ese  vínculo que aún conservan a pesar de estar distantes geográficamente de ellas.

Siento que oculta algo en referencia a esa parte de su vida y eso es apenas normal, el miedo por hablar de su familia no es más que el resultado de continuas estigmatizaciones, censuras y reiterados abusos que viven en su mayoría creativos cubanos que se decidieron por el exilio. Asumo ese silencio de ella como un acuerdo común en el que Leslie decide saltarlo para proteger a la parte de su familia que aún vive en la isla. Lo que nos acerca  un poco a esa “anormalidad” que se afianzó con la llegada de Fidel al poder y que aún tienen sus rezagos históricos en las dinámicas sociales, políticas y culturales de Cuba.

 

Leslie y su niñez en su amado San Nicolas de Bari

Leslie junto a su abuela en la casa familiar  

Leslie a los 16 años de edad en San Nicolas de Barí

Leslie en un ensayo de grabación, con 40 años de edad

Volviendo al mapa de su niñez, Leslie de niña cantaba en los coros de la iglesia, a los 12 aprendió a tocar piano; “para esos años vivía enamorada de la música clásica, el jazz, la música brasilera, los tríos cubanos y el bolero”. A los 13 ingresó a la Escuela Nacional de Arte y a los 19 se gradúo de  dirección coral.

“Todo por esos años fue una explosión de creatividad para ella, Leslie desde muy niña mostró su constancia y perseverancia por dedicar su vida a la música y la composición, es increíble revisar los álbumes familiares y notar cómo ha consagrado su pasión con tanta la disciplina y amor por el arte”, menciona José ´Pepin´ Rivero primo de la cantante quien la recibió en Miami cuando ella decidió migrar.

 

Los años 2000 fueron un nuevo ciclo para Leslie, se mudó a los Estados Unidos y fue allí en donde se reencontró con las raíces del Son. “Por esos años empecé a descubrir una nueva faceta dentro de la música cubana que no conocía, sin esperarlo, en Miami descubrí una nueva forma de reconocer al Son, el arte de improvisar, de componer, de escribir”, asegura con una espontánea sonrisa. Sin esperarlo, con esa decisión, se había decidido cumplir la profecía familiar que le había sido encomendada desde su nacimiento: ser una cantante con un camino profesional promisorio.

Exilio

¡Haz Click!,

para escuchar a 

Leslie cantar

"No pares".

 " Crescencio era un hombre honesto que vivía en Pinar del Río/ donde tenía un bohío y una cosecha de anón/ Cansado de arar la tierra quiso irse a la ciudad/pues tenía curiosidad de ver como allí vivían/Con su sombrero de paja se fue a la terminal/donde hasta la capital un tren lo trasladaría/ Y allí comenzó la historia del güajiro que creía/ que el tren iba por la vía halado por cinco bueyes". Fragmento de "Crescencio" Interpretado por Leslie Cartaya,Grupo Palo!. 

La historia de Leslie en esa etapa se parece a la de muchos otros músicos que encontraron en el exilio, el boleto a una vida distinta fuera de los cánones exigidos en la isla. Y no es secreto; antes de que Leslie encantará al mundo con su música, era profesora coral en una pequeña escuela municipal.

“Por esos días yo era profesora en una escuela de La Habana, pero por dentro mi pasión por decidirme por cantar, era como un volcán a punto de hacer erupción, una tarde me decidí por hacer maletas y hasta el sol de hoy no he vuelto"

Para algunos como el músico Carlos Cano,”en la isla por muchos años se persiguió a todo aquel que tuviera ideas distintas al régimen, y eso no dejó exenta a la música,en el país se prohibía el rock y hasta el jazz, bajo el argumento que eran fruto del imperio, una razón carente de toda consciencia, sin duda", en ello coincide con la gestora cultural Carmen Pacheco, poeta Colombo-Cubana, que agrega: “Para nadie es un  secreto que en  Cuba la censura se impuso como ley y que muchos músicos vieron en el exilio la única opción para divulgar masivamente su música, sus posiciones ideológicas o sus orientaciones artísticas, tal como sucedió con Celia Cruz, Bebo Valdés, Paquito D’Rivera, Julio Gutiérrez, Willy Chirino, Cachao, Ernesto Lecuona y muchos otros artistas que fueron objeto de múltiples abusos, estigmatizaciones y violencias”.

 

 

En el 2000, Leslie llegó a Miami con una maleta llena de partituras y sueños, para establecer su nuevo hogar, allí conoció lo dual del sector de las artes por motivos del exilio.

“En Estados Unidos el cubano trabaja el doble que el resto de migrantes, nadie a ciencia cierta sabe la razón, solo sucede”, pero Leslie claramente no estaba dispuesta  a darse por vencida, su nuevo ciclo en Miami empezó como una aventura académica y profesional. La ciudad empezó a mostrarle sus matices y Leslie decidió vivir minuto a minuto cada una de esas nuevas aventuras.

"La vida a uno le va dando lo que le toca, yo creo en el destino, creo en las energías, pienso que todo está diseñado de manera perfecta, así he vivido desde que llegue a los estados unidos, me he dejado guiar por mis ancestros".

Su primo Philbert Armenteros músico que ya vivía en Miami, la describe como una mujer vital, llena de luz.

“Ella siempre ha sido una mujer con mucha magia, cuando me llamó hace 20 años a decirme que ya estaba en Miami con todas sus maletas, pensé que era una broma; “eso de seguro es una imprudencia juvenil”, pero luego de 20 años reconozco que fue su mejor  decisión, Leslie en su juventud ya era consciente de su talento.

Leslie a los 28 años en Miami. Fuente:ArchivoPersonal-Leslie

CrescencioLeslie Cartaya

En 2003  decidió hacer parte de  Palo! na agrupación que mezcla música cubana, salsa, jazz y funk para crear una nueva música latina” de la mano de Raymer Olalde, en los timbales; David Palma, en el saxofón; Philbert Armenteros, en las congas y Steve Roitstein, en los teclados y arreglos, con quienes en 2014 y 2015 lograron nominaciones a los Grammy. Al tiempo que desarrolló su proyecto como solista que le valió también otra nominación como mejor nueva artista, compositora y arreglista en 2013, por su álbum “No pares" un álbum  que explora la guaracha, la salsa, el bolero, la rumba y el son en 19 canciones como un culto al compromiso de no detenerse en ningún momento.

Leslie junto a Palo! Fuente:FacebookPaló

Leslie junto a los integrantes de la agrupación Palo! Fuente:FacebookPaló

¡Haz Click!,

para escuchar a 

Leslie cantar

"Te di mi corazón".

 2014 llegó una parte de la consolidación de su trabajo por cuenta de la TV, allí  como líder de un coro femenino en el programa de “Don francisco”, un programa de entretenimiento conducido por el presentador más querido por los latinos en Estados Unidos, allí Leslie adquirió especial revuelo, hasta que en 2018 el programa termino sus trasmisión, lo que implicó para Leslie un cambio de ciclo y atención con miras a su proyecto personal y grupal.

 " Al monte yo volveré, espérame allá en el bohió/ Yo quiero volver al monte donde nace mi camino/ Y llegar a mi destino guiada por el sinsonte (coro)/ El sol en el horizonte y el olor de la guyaba/ Era lo que yo anhelaba, por eso me voy pa'l monte".

 Fragmento de "Pal Monte" Interpretado por Leslie Cartaya,Grupo Palo!. 

Escucha: "Pal monte" en la voz de Leslie

Con Cuba en la garganta

"La princesa del Son" - Ilustración: María Mónica Acuña 

Hoy a sus 40 años Leslie transpira  memoria y legado, decidió echar raíces en Miami o bueno sus semillas. Vive cerca a la mar, arrullada entre las espesas olas y el tenue silencio de ese gigante hídrico, a escasos metros del lugar que la vio nacer “su isla encantada”.

A Cayarta la cercanía al mar la llena de nostalgia y de alegría.

“Esa isla encantada es la dueña de mis homenajes diarios, siempre llevo a Cuba en mi garganta”.

Leslie me confiesa que canta al mar todos los días desde su ventana, como si en ese ritual cotidiano disolviera las tristezas que la invaden al pensar en la distancia que la separa de su territorio vital.

“Voy a volver a Cuba, de estoy más que segura”, me dice mientras mira al mar.

¡El show tiene que continuar, no hay que darle tiempo a las tristezas! afirma con decisión.

Es sábado y en un rato irá a ensayar  al estudio de grabación con miras en su próximo disco, me despido de ella y de nuevo le veo asomar esa sonrisa que contagia más que cualquier pandemia.

Leslie tiene suerte de sirena, que más allá de que cante sus penas, a todos fascina con su canto.

 

¡Esa es Leslie Cayarta, la princesa del son con Cuba en la garganta!

25 de Abril- 2020.

---------------------------------------

La Galeria

Leslie junto a los integrantes de Palo. Fuente:ArchivoPersonal

Leslie practicando en el estudio de grabación

---------------------------------------

La Videoteca

Es un espacio en donde puedes encontrar al artista en capsulas audiovisuales. 

------------------------------------

"Agua pa´ los Santos"- Leslie y Palo!

"Al Monte"- Leslie y la agrupación  Palo!

"Baila"- Leslie y Celia Cruz All Stars!

Diseñado por : Mária Mónica Acuña Berrio @2025 (DiseñoWEB,Ilustraciones y diseño conceptual híbrido)

Contacto: https://mariamonicaacunabe.wixsite.com/misitio

  • Black Facebook Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now